Imprimir

Condenada a la horca por no renegar de su fé

Posted in Actualidad

Ratio:  / 0
MaloBueno 

meriamalertLa desgarradora historia de Meriam Yeyha Ibrahim ha dado la vuelta al mundo y ha generado una movilización internacional sin precedentes:

  • Meriam ha sido condenada a muerte por los delitos de apostasía y adulterio: según el tribunal, por abandonar el Islam para contraer matrimonio con un cristiano. Todas estas acusaciones son falsas
  • Meriam está embarazada de 8 meses, y sobrevive en condiciones infrahumanas junto a su otro hijo de 2 años en una cárcel de Jartum desde el pasado mes de febrero.
  • Meriam será ejecutada en la horca después del parto, pero antes, la torturarán a latigazos.
  • Meriam tiene los pies destrozados por el peso de las cadenas, y sus heridas no reciben atención médica.
  • Y los cargos contra Meriam son calumnias.

La situación de Meriam requiere ayuda inmediata. Está a punto de dar a luz y es urgente elevar la presión internacional para evitar que se cumpla esta abominable sentencia contra una mujer inocente.

Pide al ministro de Asuntos Exteriores que actúe inmediatamente y reclame la liberación de Meriam.

Porque contra lo que dictamina el tribunal, la verdad de su historia es ésta: Meriam nunca fue musulmana. Se educó en la fe cristiana ortodoxa de su madre, pero de nada sirvió este argumento para evitar que la condenaran el pasado 11 de mayo. Ni siquiera dejaron declarar a tres testigos que confirmaban el credo de Meriam.

Para el tribunal, ella es musulmana porque su padre lo era, y por tanto tiene prohibido casarse un hombre no musulmán sin incurrir en el delito de adulterio. Su matrimonio con el cristiano sudanés Daniel Wani, fue el pretexto para aplicar la inflexible Ley Islámica o “Sharia”. Una ley que también la declaró culpable de apostasía cuando Meriam rechazó renunciar a su fe cristiana para salvar la vida.

Las condiciones de hacinamiento de la cárcel, las enfermedades con las que ha de convivir y su avanzado estado de gestación hacen temer a su marido por su vida y la del bebé, si el parto se produce en tan precarias condiciones. También por la suerte de su otro hijo, al que el Estado impide marchar con su padre por ser cristiano. Después de la ejecución, el niño pasará a tutela estatal. A Daniel, el régimen islamista de Al Bashir se lo ha arrebatado absolutamente todo.

Los especialistas de la ONU son rotundos a la hora de valorar las acusaciones contra Meriam:

  • El derecho a contraer matrimonio y a fundar una familia es un derecho humano fundamental de las mujeres y los hombres.
  • El enjuiciamiento por adulterio es contrario al derecho internacional.
  • El derecho a la libertad de religión y de creencias es un derecho humano básico.
  • Esta sentencia manifiesta la discriminación, el abuso y la tortura, así como el sometimiento y la denigración de la mujer en Sudán.

Con tu ayuda, y la de cientos de miles de personas de todo el mundo, conseguiremos detener la inminente ejecución y devolver la libertad y la dignidad a esta mujer injustamente torturada por su fe.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar